Guía práctica para colgar cuadros en la pared

¿Cómo colgar los cuadros ?: Es un juego de niños, pero hay que hacerlo siguiendo las precauciones adecuadas.

Aquí tienes una serie de consejos útiles.

La guía sobre cómo colgar cuadros

Hay que tener en cuenta una serie de factores: sacar un clavo y un martillo es muy sencillo, es cierto, pero no garantiza un resultado perfecto.

Cómo colgar cuadros siguiendo unas sencillas reglas

Las paredes se pueden decorar con muchos objetos y elementos, pero lo importante es seguir un estilo definido, que esté ligado al buen gusto pero que, al mismo tiempo, respete la posición de los muebles y no genere desorden en la casa.

Aquí tienes una serie de trucos útiles para aprender a colgar los cuadros correctamente  y conseguir un resultado digno de una galería de arte.

Encuentra la posición correcta

Antes de clavar el clavo es necesario considerar la posición del cuadro en la pared .

Hay una serie de consejos a seguir para elegir la posición óptima para un cuadro.

Lo primero es sin duda experimentar con la pintura , colocándola a mano en las zonas deseadas y evaluando si el efecto es agradable.

  • Primero debe asegurarse de que el tamaño de la imagen esté en armonía con el tamaño de la pared.
  • Una imagen diminuta en medio de una pared gigante estará desafinada, al igual que una imagen grande en una pared pequeña.
  • Lo ideal es encontrar el equilibrio adecuado en ambos lados.

La altura ideal para colgar cuadros es la altura de los ojos . El espectador puede sentirse a gusto y la pared se puede personalizar sin crear desprendimientos demasiado intensos.

Colgar cuadros es una cuestión de estilo

A la hora de colocar un cuadro encima de un mueble es importante centrarlo , sobre todo si se trata de una cama, un sofá o un gran mueble horizontal.

  • Entonces será conveniente asegurarse de que la pintura no esté demasiado lejos del mueble en cuestión, para no obstruir visualmente el ojo con un espacio de pared demasiado vacío.

Considere también la habitación en la que está colgando la imagen :

  • si es el comedor, por ejemplo, puedes pensar en colgarlo un poco más bajo, donde se apreciará incluso sentado.
  • Si por el contrario es un pasillo o una zona de paso, también irá bien colgado más arriba.

Cuelga varios cuadros en una pared

Es importante decidir si priorizar un solo marco o asociar más de uno. 

Hay que recordar que una pintura necesita espacio a su alrededor: esto permite que el observador la aprecie mejor. ¿Cuánto espacio se necesita?

  • Incluso unos pocos tramos de espacio libre a cada lado de la imagen son suficientes, un metro cuadrado ciertamente no es necesario.
  • Lo importante es que haya un espacio entre la pintura y la pared.
Cómo colgar cuadros: el estudio de las medidas de la habitación es importante

Si la pared disponible está en las escaleras, lo ideal es agrupar los cuadros pequeños para generar bloques compactos:

  •  ópticamente no se pierden
  • amueblan la pared con cuidado, siguiendo la tendencia de la escalera.

Sin particulares juegos de estilo, sino una armoniosa disposición ascendente, o la elección de intercalar pequeños cuadrados a la altura de los escalones , para dinamizar las escaleras y el mobiliario en general.

Debemos intentar crear una verdadera armonía de colores cuando hay varios cuadros en la misma pared , sobre todo si el espacio disponible es limitado.

La situación es diferente si queremos contaminar estilos, luego combinar pinturas modernas y antiguas y trabajar con creatividad en la creación de una pared improvisada.

En este caso no se aplican las reglas, pero es importante demostrar que no se hizo ninguna elección al azar, luego se repite el juego de exhibición en varias habitaciones de la casa. 

Cómo colgar cuadros en la práctica.

¿Has elegido la posición óptima? Es hora de poner la imagen de verdad.

Para recordar dónde clavar el clavo, simplemente coloque el cuadro en la pared en la posición elegida y haga una pequeña marca en la pared con el lápiz donde se colocará el clavo.

Para colgar los cuadros en la pared se puede utilizar un clavo clásico (a elegir según el tamaño y peso del cuadro) o un gancho de pared especial (que suele fijarse a la pared a través de un agujero donde se introducirá un clavo) .

Si tienes uno de esos ganchos metálicos para cuadros puedes usarlos fácilmente. Desde el momento en que se insertan en la pared, ya están en el ángulo correcto  y ayudan a sostener mejor la imagen.

Hablando de cuadros : aquí tenéis el especial de cuadros para dormitorios .

Alternativamente, en el mercado encontrarás soluciones innovadoras que no requieren el uso de clavos y mantienen el cuadro firmemente fijado a la pared, como las  tiras Appendiquadri, en varios tamaños.

Pero incluso un simple clavo está bien.

  • El clavo debe introducirse en un ángulo ligeramente inclinado, de unos 45 grados ; este pequeño truco ayuda a fijarlo mejor y asegura un mejor rendimiento que un clavo clavado directamente en la pared.
  • Luego puedes clavar el clavo  y proceder a colgar el cuadro: ¡eso es todo!

Todo para tus paredes

Aquí tienes otras guías útiles para decorar tus paredes: