Organizar una mudanza: consejos prácticos y sugerencias

¡ Ayuda a la mudanza! Cuántos de nosotros hemos vivido este momento y nos hemos puesto las manos en el pelo, ante la imponente cantidad de cosas por hacer y compromisos por cumplir.

Mudarse es un momento de la vida, una experiencia que puede convertirse en un desastre si no se planifica con cuidado y atención por parte de quienes la llevan a cabo.

Pero hay trucos y también reglas que enseñan a organizar una mudanza feliz , funcional y positiva, ahorrando tiempo y recursos.

Nuestros consejos de mudanza

La planificación adecuada y el tiempo son las dos palabras clave. Por motivos relacionados con el trabajo y la vida cotidiana, organizar una mudanza es un compromiso que se afronta sólo cuando llega el momento.

Nada podría estar más equivocado, porque la mudanza es una verdadera empresa, que debe planificarse a la perfección. Veamos algunos consejos sobre el tema que no harán que nos arrepintamos de esta experiencia por la eternidad.

Hágalo usted mismo o con un profesional

Según las estadísticas, 2 de cada 3 mudanzas se realizan sin la ayuda de un profesional. En este caso será necesario reservar una furgoneta o camión con una antelación mínima de 1 mes en función del volumen de cosas a transportar . Hay varios sitios que te ayudarán a calcular la huella y la cantidad de cajas a utilizar.

Luego habrá que proceder a la compra o búsqueda de las cajas , que se pueden solicitar usadas en comercios y supermercados o nuevas para objetos de valor, delicados o especiales. Hay cajas especiales de cartón para ropa a la venta ; Puedes encontrarlos en tiendas de bricolaje .

Otro elemento a tener en cuenta es si podrás montar y desmontar tus muebles tú mismo o necesitarás ayuda. Tal vez no un profesional, incluso solo un amigo o familiar que esté dispuesto a ayudarte. Habla con alguien de confianza con suficiente anticipación para que pueda garantizar su presencia.

Buscar una empresa de mudanzas te permitirá hacer las cosas más rápido y con menos estrés, pero te saldrá caro. Confiar en un profesional es una buena opción, pero infórmese sobre él de quienes ya lo han usado, antes de consultar ciegamente los sitios dedicados, que podrían reservarle sorpresas desagradables, y no apueste todo solo al factor precio.

¡Antes de pagar la factura, debe verificar que todo esté incluido!

Luego, para no dejar nada al azar, existen sitios y aplicaciones especialmente diseñadas para facilitarte la mudanza, así que consulta algunas. Le permitirán poner las cosas en perspectiva y comprender por dónde empezar.

Para estar seguro de que todo transcurre con la mayor tranquilidad posible, es necesario que planifiques la fecha con suficiente antelación, de modo que puedas organizar con tranquilidad todo lo relacionado con el traslado.

El primer truco para no tener que hacer todo en el último minuto es, de hecho, empezar a hacer las maletas un mes y medio antes de la fatídica fecha. De esta manera es posible disponer de tiempo suficiente para realizar también una operación de clasificación. Y también te permite reciclar o revender muebles y elementos de los que quieras deshacerte.

Y también comprobar si todo pasa por las puertas y ventanas.

Burocracia y contratos varios

Es posible que necesite permisos especiales de ocupación de terrenos públicos para dejar espacio para un montacargas y un camión. Piensa en informarte en el ayuntamiento de la ciudad donde vas a vivir pero también en el tuyo, primero tienes que sacar todo de tu antigua casa.

Las conexiones de luz, agua, gas, TV, teléfono e internet también deben organizarse con tiempo . Mejor abrir un nuevo contrato (o pedirle al antiguo propietario que se haga cargo) unos días antes de entrar en la nueva casa, para estar seguro de que ya tienes todas las comodidades a las que estás acostumbrado. Nuevamente, planee con anticipación, a veces estas cosas toman meses.

Piensa también en comunicar tu nueva dirección a tiempo a quienes la necesitan, el banco, el empleador, amigos y familiares.

Seguro

Generalmente no existen grandes riesgos asociados a la mudanza, pero para evitar sorpresas, puede ser recomendable contratar un seguro que proteja contra daños.

Al menos un mes antes intentamos contactar con la empresa operadora, solicitando al menos tres presupuestos de costes y tiempos .

Al compararlos, puede descubrir algunas sorpresas agradables, tanto en términos del costo total como de los tiempos estimados .

Infórmenos de los vehículos utilizados, siempre pedimos un costo total y nunca por horas e infórmenos de los equipos que tiene la empresa.

En este caso la mudanza se puede realizar con precisión, sobre todo si la empresa pide una inspección antes de realizar el presupuesto.

Cómo organizar una mudanza

que hacer primero 

Una vez definida la empresa, es importante elaborar un calendario de compromisos y luego proceder con el orden ‘en el embalaje’ de los muebles y objetos.

  • Es importante obtener los materiales de empaque , luego las cajas, las cubiertas y la cinta adhesiva y las herramientas que necesita.
  • Siempre debe tener a mano una buena caja de herramientas, así como una larga lista de etiquetas.
  • Las etiquetas se pueden adherir a las cajas y podemos escribir el contenido individual para encontrarlo fácilmente una vez que lleguemos a nuestro destino.

De esta forma prestaríamos atención a las cosas más frágiles y sabremos perfectamente qué contiene un determinado paquete , ahorrando tiempo y energías preciosas para la siguiente fase.

Qué tirar, qué guardar

Una regla importante aconseja deshacerse de las cosas que ya no se necesitan . La mudanza es un buen momento para hacer limpieza, por eso ha llegado el momento de deshacerse de todos aquellos objetos, ropa, complementos, etcétera, que ya no se necesitan, porque no sirven para nada.

Los artículos se pueden regalar o, si no sirven, tirarlos y existen muchas asociaciones que se ocupan de la recogida de ropa y objetos con fines benéficos. Al ordenar el movimiento, no solo será más interesante, sino infinitamente más ligero.

Hablando de ordenar, te recomendamos este estudio.

Y, por último, la regla sobre cómo organizar mejor una mudanza es obtener ayuda de amigos, familiares, en quienes confiemos y sepan ser personas trabajadoras .

Con la ayuda de personas cercanas sientes menos fatiga y puedes proceder a organizar una mudanza en un tiempo más corto , sin cansarte demasiado.

La mudanza es, de hecho, solo el primer paso, porque no debemos olvidar que le sigue la organización del nuevo hogar.

Aquí hay otros consejos útiles si se muda de casa: