Todos los consejos sobre cómo lavar correctamente el lavavajillas y mantenerlo en su mejor estado ahorrando energía

Cómo hacer un lavavajillas : descubre trucos y consejos sobre cómo cargar y organizar tu lavavajillas de manera eficiente y ahorrar en el consumo eléctrico.

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más utilizados en el día a día, de hecho, debido al ritmo frenético de la vida moderna es imprescindible tanto para las familias, independientemente de la cantidad de sus componentes, como para los solteros.

Por tanto, es fundamental utilizarlo correctamente para optimizar su actividad y obtener una vajilla perfectamente higienizada.

Cómo hacer el lavavajillas: el uso correcto es importante para una vida útil más larga de su electrodoméstico

Un uso eficiente del lavavajillas también le permite ahorrar en su consumo eléctrico al limitar su impacto ambiental.

Qué no poner en el lavavajillas

Antes de descubrir cómo utilizar mejor el lavavajillas, es muy importante comprender qué platos no puede lavar.

Así como algunas prendas deben necesariamente lavarse a mano, algunos tipos de platos, vasos, cubiertos, ollas y cacerolas no pueden lavarse en el lavavajillas para evitar daños.

Los platos que siempre se deben lavar a mano son:

  • copas de cristal o, en todo caso, copas delicadas;
  • copas con bordes trabajados en oro;
  • servicios de porcelana ;
  • servicios y utensilios en madera pero también servicios en peltre o plata;
  • cubiertos con mango de cuerno, hueso y madera;
  • jarras o vasos térmicos;
  • algunos tipos de utensilios de cocina antiadherentes .

Además, antes de lavar los envases de plástico en el lavavajillas, es una buena práctica consultar las instrucciones de uso del envase. Algunos tipos de plásticos son sensibles al calor y el lavado a altas temperaturas podría deformarlos.

Cómo hacer el lavavajillas:  el programa que mejor se adapta a tus necesidades

A la hora de elegir un lavavajillas es recomendable optar por modelos que dispongan de varios programas diferentes para poder tener la oportunidad de utilizar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Los programas varían según la temperatura, la duración y el agua consumida, entre los más comunes presentes en la mayoría de los lavavajillas se encuentran:

  • prelavado , útil cuando la vajilla está muy sucia e incrustada para prepararla para el lavado propiamente dicho
  • el ciclo de media carga, a realizar cuando el aparato no está lleno;
  • ciclo rápido, indicado para platos que no estén especialmente sucios ya que tiene una duración corta y la temperatura del agua es baja;
  • ciclo eco, implica un lavado a baja temperatura que dura más que los lavados tradicionales, es ideal cuando los platos y ollas no están grasosos;
  • el ciclo normal e intensivo, respectivamente 60 ° y 90 ° grados, debe utilizarse cuando los platos estén incrustados e impliquen un mayor consumo de agua y electricidad;
  • ciclo de autolavado, es un programa que prevé la autorregulación del consumo del lavavajillas en función de la cantidad y el nivel de suciedad de la vajilla;
  • ciclo de enjuague frío o caliente, es fundamental asegurarse de que la vajilla no tenga residuos de detergente.

Consejos sobre cómo cargar el lavavajillas

Después de enjuagar bien los platos, es hora de cargarlos.

Esta actividad es muy importante, de hecho, su correcto lavado, su integridad y la cantidad de electricidad consumida dependen de la inserción funcional de los platos.

Los platos, de hecho, no deben colocarse demasiado juntos para permitir que los chorros de agua lleguen a toda su superficie y puedan limpiarlos en profundidad.

Cómo hacer el lavavajillas: la correcta disposición de los platos es importante

También es fundamental colocar los platos correctamente para evitar que se estropeen al golpearse unos contra otros.
Una carga racional de la vajilla también permite optimizar la capacidad para poder lavar la mayor cantidad posible de vajilla a la vez, ahorrando energía eléctrica.

Lavavajillas: ¿cómo se hace?

Aquí hay algunas reglas generales a seguir:

  • inserte las placas en el espacio inferior con el interior hacia el centro;
  • coloque las tazas , los vasos para agua y los recipientes en la parte superior del lavavajillas con el interior hacia abajo, disponiéndolos con cuidado en los distintos compartimentos para que no se muevan durante el lavado;
  • los vasos de copa larga, en cambio, deben colocarse en la parte inferior del aparato cerca de la vajilla;
  • introduzca los cubiertos en el cesto especial, recuerde que los cuchillos deben tener el mango hacia abajo para no correr el riesgo de lesionarse al sacarlos;
  • Las ollas , sartenes , cazuelas deben colocarse siempre en el cesto inferior.

¿Qué detergentes usar?

Para garantizar el correcto funcionamiento del lavavajillas y una excelente higienización de la vajilla, es necesario utilizar los productos adecuados.

Si solo se puede utilizar un detergente para lavar los platos a mano, para lavarlos en el lavavajillas deberás utilizar:

  • detergente en pastillas duras, blandas o líquidas, para desengrasar y limpiar;
  • abrillantador para pulir;
  • sal para proteger el lavavajillas de la acumulación de cal.

Hay muchos detergentes para lavavajillas 2 en 1 en el mercado hoy en día que combinan desinfectante y abrillantador.

También es importante comprobar en el envase del detergente elegido la dosis adecuada a utilizar según el ciclo de lavado a realizar.

Consejo : No te pierdas el especial sobre  cómo elegir el detergente para lavavajillas .

Mini-guía sobre cómo ahorrar

El uso del lavavajillas, por desgracia, incide definitivamente en el coste de la factura de la luz, pero existen algunas medidas sencillas que pueden permitir un buen ahorro, a continuación te indicamos las principales:

  • al comprar, elija un electrodoméstico de clase A + o superior con un consumo reducido de energía y agua;
  • use siempre el lavavajillas con carga completa , si son solteros o dos y después del almuerzo el lavavajillas no está lleno, espere la noche para colocar también los platos llanos;
  • evite el prelavado pero siempre enjuague los platos a mano primero, si las sartenes están particularmente sucias e incrustadas, use también detergente para platos;
  • prefieres lavados económicos, son más rápidos, usan menos agua caliente y el resultado es perfecto como cuando se usan lavados más agresivos;
  • evita el secado, una vez terminado el ciclo de lavado deja la puerta abierta y en menos de media hora toda tu vajilla estará seca y perfecta para guardar en el mueble;
  • realizar un mantenimiento constante del filtro;
  • compruebe siempre que haya sal en el compartimento especial para evitar la formación de depósitos calcáreos.

Mantenimiento del lavavajillas: sencillos pasos para garantizar una larga vida útil

Para alargar la vida del lavavajillas y evitar problemas que requieran la intervención de un técnico especializado, es necesario seguir unas sencillas instrucciones.

Lavavajillas: cómo mantenerlo limpio

  • controlar semanalmente el tubo de desagüe y, en caso de oclusión incluso parcial, proceder a su limpieza;
  • agregue sal a cada lavado para evitar la formación de depósitos calcáreos;
  • comprobar y, si es necesario, limpiar las incrustaciones que se puedan formar en las inmediaciones de los rociadores de agua;

Si no utiliza el lavavajillas durante mucho tiempo, desenchúfelo y deje la puerta entreabierta para que no se forme moho.

Más preguntas y respuestas sobre cómo hacer el lavavajillas

Como siempre, espacio para sus preguntas.

¿Dónde poner la sal en el lavavajillas?

Para obtener el mejor rendimiento de lavado, debe asegurarse de que su lavavajillas contenga el nivel adecuado de sal de regeneración. Los indicadores en la pantalla frontal de los modelos más modernos le indicarán cuándo baja el nivel de sal y cuándo debe rellenarse.

La sal regeneradora se presenta en forma granular y ayuda al suavizante interno del lavavajillas a reducir la dureza del agua corriente.

El compartimento de la sal de regeneración se encuentra dentro del lavavajillas, debajo del cesto inferior del lado izquierdo.

Debe retirar la cesta inferior para acceder al compartimento.

Cómo hacer el lavavajillas: contenedor de sal

A continuación, abra la tapa del depósito, añada la sal de regeneración y cierre.

Durante el funcionamiento, el agua del interior del depósito o la sal de regeneración pueden rebosar en el interior de la unidad. Esto puede causar oxidación o corrosión en las superficies metálicas de su lavavajillas. Para evitarlo, lo mejor es utilizar un embudo para verter la sal regeneradora en el depósito y retirar el agua o sal derramada.

Se aconseja utilizar el lavavajillas inmediatamente después de rellenar la sal regeneradora.

Si no planea usar el lavavajillas inmediatamente, se recomienda que ejecute un programa corto sin platos ni detergente para evitar dañar el electrodoméstico.

Te hemos dedicado un artículo en profundidad: todo sobre la sal para el lavavajillas

Dónde poner el abrillantador

El abrillantador aumenta la capacidad de secado y hace brillar la vajilla al reducir la tensión superficial del agua.
Es particularmente efectivo para platos de vidrio.

Al igual que ocurre con la sal regeneradora, los modelos más recientes disponen de displays que indican el nivel de abrillantador.

En caso de que aparezca el mensaje de bajo nivel, así es como se carga. El tanque normalmente está contenido dentro de la puerta principal.

Cómo hacer el lavavajillas: aquí es donde poner el abrillantador
  1. Una vez ubicado, gire la tapa en sentido contrario a las agujas del reloj para abrirla.
  2. Llene el dosificador de abrillantador hasta el nivel máximo indicado.
  3. Después de llenar el líquido de lavado, gire la tapa en el sentido de las agujas del reloj para cerrarla herméticamente.

Advertencia : el líquido de enjuague tiende a salir cuando la tapa no está bien cerrada. Asegúrese de que esté bien sujeto.

Consejos para cambiar el lavavajillas

Y por último, aquí tienes todos los consejos para elegir tu nuevo lavavajillas.